10/2/13

Análisis. Bayern - Schalke 04

Bayern: Neuer; Lahm (Rafinha 72´), Boateng, Dante, Alaba; J. Martínez, Schweinsteiger (Gustavo 72´); Robben, Kroos, Ribery (Contento 72´); Gómez.
Ajax: Hildebrand; Höwedes, Matip, Metzelder, Kolasinac; Neustadter, Jones, Höger  (Raffael 64´), Barnetta, Bastos  (Farfan 72´); Pukki(Edu 78´).

1-0 Alaba (p) 19´ 
2-0 Schweinsteiger 31´
3-0 Alaba 51´
4-0 Gómez 63´ 

El líder de la Bundesliga recibía a un irregular Schalke 04 que visitaba el Allianz Arena con numerosas bajas. A la postre esas bajas y un ultraconservador planteamiento de Jens Keller, son claves a la hora de analizar lo que sucedió sobre el césped.

Todo análisis que se pueda hacer del partido, esta mediatizado por cómo lo afronta el Schalke. Es el planteamiento del equipo de Gelsenkirchen el que marca el desarrollo del partido. De inicio solidaridad defensiva con un dibujo 1-4-5-1 y partido pensado para aguantar portería a cero e ir creciendo a partir de esa idea de contener al rival. Líneas juntas con repliegue intensivo, defendiendo cerca de área propia y dejando muy pocos espacios entre líneas. En definitiva la idea de Keller era jugar a no perder, pero el equipo salió goleado. Son partidos como este los que hacen preguntarte ¿qué hubiera pasado con otro planteamiento, ofreciendo un perfil  más ofensivo? ¿Y si en lugar de jugar a no perder, el equipo hubiera salido a ganar, aún con menos armas que el rival?

El Schalke  fue un juguete en manos de un potente Bayern, sin soluciones ofensivas, con repliegue intensivo que continuó a pesar de llevar desde muy pronto el marcador en contra, sin capacidad para ofrecer variantes sobre el planteamiento de inicio. La sensación que dejó el equipo en este partido es la de salir derrotados al campo y la de que los jugadores no creían en sus posibilidades, ni en el  planteamiento de su técnico. El partido duró 19 minutos, hasta el momento del 1-0. Un Schalke muy pobre, donde sólo Michel Bastos dio sensación de creer, aunque sus apariciones fueron efímeras.

El Bayern a lo suyo
A estas alturas de Bundesliga parece claro que el campeón de esta temporada está decidido, el Bayern no tiene rival en el torneo doméstico y va a poder centrarse en la Champions, por lo que se convierte en un candidato de primer nivel para conquistar el torneo continental.

El partido que les enfrentó al Schalke sirvió para comprobar que el Bayern está muy por encima del resto de equipos del campeonato. Sin hacer gran cosa y jugando al "tran tran", solventaron plácidamente el duelo.

Los primeros minutos resultaron trabados para el equipo dirigido por Jupp Heynckes, el repliegue intensivo del Schalke les daba el balón, pero les deja pocos espacios para juego entre líneas y para sacar partido de acciones de 1 contra 1. A pesar de todo demuestran paciencia, jugando con constantes cambios de orientación para sacar partido de las basculaciones defensivas del rival, y con la idea clara de iniciar jugada por un lado y acabarla por el otro buscando a los extremos. Es un equipo el Bayern que da mucha importancia al juego por bandas, con extremos rápidos y con regate, y con laterales que se suman constantemente al ataque.

A pesar de la falta de espacios, el agresivo trabajo de presión tras pérdida al que someten al rival, les reporta muchos frutos. Con un Schalke tan replegado, las rápidas recuperaciones del Bayern son muy cerca del área rival, y las transiciones son a un ritmo rapidísimo.

Tras adelantarse en el marcador bajan el ritmo, que no la intensidad, con circulaciones de balón más pausadas. Poco a poco van encontrando los espacios que les negaba el rival en el inicio, los jugadores de media punta con mucha movilidad van apareciendo y cerca de zona de finalización siempre mostrando peligro. Partido flojo de Toni Kroos.

La segunda parte es un paseo militar. Constantes superioridades en banda con 2 contra 1 en cuanto Schalke baja su nivel de concentración defensiva. Además los extremos, Ribery y Robben, ofrecen opciones tanto en desmarque de ruptura, por velocidad, como en acciones de conducción y 1 contra 1, por calidad.

Alaba, que completa un buen partido, acaba jugando de extremo con la entrada al campo de Diego Contento.

Partido muy cómodo para el Bayern que formó con su habitual 1-4-2-3-1 con Mario Gómez de "nueve", que no venía siendo habitual y con la recuperación de Robben, que debe ser importante en este tramo de la temporada.

31/1/13

Análisis. Vitesse - Ajax

Vitesse: Velthuizen; Kalas, Kashia, Van der Heijden, Van Aanholt; Van Ginkel, Janssen, Ibarra, Kakuta; Reis, Havenaar.
Ajax: Vermeer; Alderweireld, Veltman, Moisander (Hoesen 86´), Blind; Poulsen, Schöne, Eriksen; Boerrigter (Lukoki 80´), De Jong, Fisher (Sana 67´).

0-1 Kashia (p.p) 33´ 
0-2 Eriksen 19´
1-2 Janssen 68´
2-2 Van Aanholt 79´
3-2 Ibarra 81´ 

El Vitesse llega al partido en una mala racha de resultados después de un gran inicio de Eredivisie, y con la importante baja de Wilfred Bony, referencia goleadora del equipo.

Los de Arnhem inician con un dibujo 1-4-4-2 con repliegue cercano a medio campo, en muchas fases intensivo, donde esperan para trabajar la presión defensiva. Los delanteros temporizan y no ayudan mucho en la presión. El objetivo inicial es dar el balón al Ajax y esperar en campo propio para salir al contraataque. En la segunda parte y con marcador en contra suben línea de presión.

Muchos espacios entre los centrales y la pareja de medios centros, que no son aprovechados con juego entre líneas del Ajax. Los medios centros siempre muy pendientes de los interiores "ajaccied" y uno de los puntas cerca de Poulsen. Eso hace que pierdan la zona repetidas veces. En jugadas puntuales incluso con marcaje al hombre siguiendo la marca durante toda la jugada. La idea clara de Fred Rutten, técnico local, es frenar a los 3 centrocampistas y evitar que jueguen cómodos impidiendo que surtan de balones a los puntas. Por otro lado hay jugadas en las que los dos medios centros se pegan literalmente a los centrales, con lo que se crea un espacio enorme por delante de ellos hasta la siguiente línea, además las ayudas defensivas de los puntas son escasas. Pero el Ajax saca poco provecho de esta situación.

Con posesión de balón tratan de sacar ventaja en balones buscando desmarques diagonales a la espalda de una floja defensa del Ajax. Lo repiten mucho y crean peligro. Sólo al final buscan juego directo hacia Havenaar, que en este rato gana todo por arriba. Lo explotan poco.

Buen partido de Jonathan Reis, despreocupado de labores defensivas, pero descolgándose en ataque complicando mucho a los centrales del Ajax. Gran trabajo defensivo de la pareja de medios centros, consiguen cortar la conexión de los interiores del Ajax con sus tres puntas y así desenchufar a jugadores como Fisher o Boerrigter, a los que casi nunca le llega el balón en buenas condiciones. Ibarra de menos a más y Kakuta, futbolista que fue gran promesas del fútbol europeo, aportando poco y perdiéndose en conducciones demasiado prolongadas... ¿Otra promesa sobrevalorada?

Ajax, una defensa de gelatina
El equipo de Amsterdam inicia con su sistema habitual 1-4-3-3, con Alderweireld de lateral derecho y el joven Veltman de central. Extremos a pierna cambiada y movilidad constante de los 3 de arriba. Inicio con poco control de la situación, el trabajo defensivo del Vitesse sobre los 3 jugadores de medio campo, sobre todo las marcas cerca de Schöne y Eriksen les penaliza mucho a la hora de crear juego. Cuando logran posesiones más largas son estériles. Pocos movimientos de arrastre de los extremos para crear espacios, y pocas rupturas en desmarques hacia dentro. Demasiado estáticos los dos por fuera, lo que no facilita la labor de los interiores. Gran parte de la posesión es con los centrales, al estar el rival replegado, poca participación  de Schöne y Eriksen a los que no encuentran en salida de balón, suele ser Poulsen el que inicie y casi siempre sin claridad.

Alarmante falta de cambios de ritmo, todo muy plano lo que facilita la tarea defensiva rival. Ante las dificultades que encuentran para progresar en el juego, solo se aprecian movimientos interesantes en De Jong, quizá el jugador que más aporta en fase ofensiva jugando de “falso nueve”, visión de juego con calidad para dar último pase. Poco aporte ofensivo de Fischer y Boerrigter, sin movimientos al espacio y sin desborde.

Ritmo de juego muy bajo. No son capaces de darle la velocidad necesaria a la circulación de balón para encontrar los espacios. Muy poco uso de las bandas, exceso de juego por el medio sin aprovechar la amplitud que le da jugar con extremos abiertos.

En fase defensiva más temporización que presión, dejan jugar mucho. Cuando en la segunda parte sobre todo, tiran la presión más arriba, tienen fases en las que roban balones con cierta facilidad. Errores graves y constantes, individuales y colectivos. Problemas serios para defender centros laterales, malas lecturas en los movimientos de basculación vertical.

Tras un marcador de 0-2, la escasa intensidad defensiva arruina al Ajax, en un día en el que también en ataque han estado por debajo de las expectativas con un partido muy flojo de jugadores importantes como Fisher, Eriksen o Boerrigter.

En otro momento hablaremos de Eriksen, el danés prometía mucho hace sólo dos años, parece que se está quedando. Es joven, el tiempo dirá.

Como valoración final señalar que la Eredivisie tiene sus particularidades y una de ellas es la deficiente tensión defensiva y la poca intensidad en el trabajo de presión. Durante el partido, los dos equipos son más reactivos que proactivos a la hora de recuperar la posesión de la pelota.


21/1/13

Análisis. Werder Bremen - Borussia Dortmund


Werder Bremen: Mielitz; Gebre, Prodl (Yildirim 54´), Sokratis, Schmitz; Junuzovic, Fritz; Hunt, De Bruyne, Elia (Ignjovski 78´); Petersen (Akpala 70´).
Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Santana, Hummels, Schmelzer; Kehl (Sahin 83´), Gundogan; Reus (Kuba 70´), Götze (Bender 76´), Groskreutz; Lewndowski.

0-1 Reus 9´ 
0-2 Götze 19´
0-3 Santana 48´
0-4 Lewandowski 81´
0-5 Kuba 85´ 

Primer partido de la segunda vuelta y regreso del habitual parón obligado en el ecuador de la Bundesliga.

Al partido llega el Werder Bremen en el puesto 12, con un balance de 6 partidos ganados, 4 empatados y 7 perdidos. Por su parte el Borussia se presenta en el Weserstadion tercero y con la intención de no  perder comba en la pelea por la segunda plaza de la competición.

Así jugó el Werder Bremen
El cuadro local, dirigido desde el banquillo por el sempiterno Thomas Schaaf, plantea un sistema 1-4-2-3-1, con dos medios centros de contención, lo que hace que en los momentos de posesión, tengan poca claridad y muchas dificultades para crear juego, con constantes precipitaciones. La intención inicial es buscar la banda izquierda en ataque para hacer daño con la velocidad de Eljero Elia, participativo de inicio, pero desaparecido a partir del 1-0. En banda derecha, ocupada en el dibujo inicial por Hunt, la intención es crear espacio para las apariciones de Gebre Selassie, que prácticamente no aparece en fase ofensiva en todo el partido.

En el Werder, la idea de juego típica, con defensa adelantada, supone un riesgo importante porque la presión que ejercen sobre poseedor de balón es muy débil y la defensa se muestra muy permeable. Además, la zona de inicio de presión, casi en mitad de campo, facilita mucho la salida de balón cómoda del Borussia. El gran problema del equipo local durante todo el partido reside en la incapacidad para defender las transiciones ofensivas del rival, que siempre que roba balón, los pilla desubicados. Aún jugando con dos medios centros de contención, el Dortmund encuentra muchos espacios entre líneas al jugar los dos lejos de sus centrales. A pesar de defender en pocos metros, el rival le genera espacios constantemente.

La idea inicial de Schaaf colocando a Petersen en fase defensiva tapando las subidas por banda de Schmelzer, sirve para poco al hacer el equipo, constantemente, aguas por el centro.

A los problemas tácticos evidentes, se une en el Werder Bremen la falta de intensidad del equipo en fase defensiva. Significativa la defensa al hombre en el corner que da  paso al tercer gol, en el que dentro del área hay un 4 para 4...

La propuesta ofensiva, apostando siempre por salir jugando desde atrás, les causa muchos problemas ante la buena presión rival. La temprana evaporación de Elia, tira por tierra la idea de crear peligro por banda izquierda. La sensación que transmiten es la de un equipo deslavazado que intenta jugar el balón a una velocidad superior a la que están capacitados, por lo que son poco precisos. Sólo aparecen en zona de finalización en la segunda parte en la que hay un poco más de movilidad de los medias puntas. En esta segunda mitad, buena aportación ofensiva de Schmitz ayudando a crear superioridades por banda.

Borussia Dortmund, velocidad en la transición
El partido del Borussia Dortmund es un ejercicio de inteligencia. Jürgen Klopp plantea el encuentro sabiendo que juega contra un rival valiente, que asume riesgos, y que con una presión bien ejecutada y con la velocidad de su cuarteto ofensivo podía hacer mucho daño. Durante todo el partido viven de la velocidad en la transición.

Inician con el habitual sistema 1-4-2-3-1 y sin Subotic, uno de sus baluartes defensivos, que está lesionado. El partido se les pone de cara muy pronto con un gol de Marco Reus en lanzamiento de libre directo. Desde el principio pueden salir jugando con los centrales, que nos son presionados, y con un ritmo de juego medio en zona de inicio y de creación, que cambia de marcha cuando contactan con el balón los jugadores ofensivos. Sacan petróleo de la presión adelantada y de las transiciones rápidas tras robo de balón. Llegan con mucha gente y pocos toques al área rival. Gran diferencia entre la intensidad de la presión de los visitantes y la de los locales, algo que resulta clave en el devenir del partido.

Muy buen trabajo defensivo, tanto en estático como en transición. Equipo solidario en el repliegue.

Gran partido de Hummels en anticipaciones defensivas y en salida de balón creando superioridades en medio campo.

En definitiva partido muy fácil para Borussia Dortmund, bien jugado sin imprimir un ritmo alto, pero aprovechando con contraataques y finalizaciones, los numerosos errores del rival. Y al 0-5 añaden una noticia esperanzadora como es el regreso de Nuri Sahin, que llega cedido y que disputó sus primeros minutos tras el regreso a la Bundesliga.

19/1/13

Análisis. Benfica - Oporto

Benfica: Artur Moraes; Maxi Pereira, Jardel, Garat, Melgarejo; Matic, Salvio, Enzo Pérez (Martins 57´), Gaitan (John 87´); Lima (Aimar 68´), Cardozo.
Oporto: Helton; Danilo, Otamendi, Mangala, Alex Sandro; Fernando, Lucho (Castro 92´), Moutinho; Defour (Izmaylov 75´), J. Martínez, Varela (Abdoulaye 87´).

0-1 Mangala 8´ 
1-1 Matic 10´
1-2 J. Martínez 15´
2-2 Gaitan 17´ 

El partido entre los dos primeros clasificados de la Liga Zon Sagres se presentaba como una oportunidad de marcar distancia entre ambos, aunque fuera mínima. El empate mantiene las espadas en todo lo alto en un campeonato portugués que puede estar disputado hasta el final.

Los dos equipos llegaban a la cita invictos, sin perder puntos desde el mes de septiembre, y con tres puntos de ventaja para los lisboetas, eso sí, con un partido más.

Los locales plantearon de inicio un 1-4-4-2 con rombo en medio campo, Matic de medio centro puro y Enzo Pérez como vértice  Por delante Lima y Cardozo, con el primero jugando como segunda punta con libertad de movimientos. La idea era que se moviera entre líneas y buscara la espalda de Fernando y la de los laterales cuando estos se sumaran al ataque, pero no salió bien.

La propuesta fue jugar con defensa adelantada, buscando juego directo a los puntas, sobre todo a Cardozo con Lima para llegar a las segundas jugadas. Otra baza táctica era imprimir velocidad en las transiciones defensa - ataque y explotar los espacios que pudiera dejar el Oporto tras pérdida de posesión. En la primera parte un ritmo de juego muy alto, con muy poca pausa y con poco juego en zona de creación. Sobre todo en el inicio de partido cargan juego ofensivo por banda derecha buscando el uno contra uno de Salvio contra su lateral, crean peligro.

Gaitán poco efectivo porque el equipo robaba muy atrás y sus conducciones fueron muy largas, y fáciles de defender. Buen partido de Matic, serio, dando el equilibrio necesario a un equipo como muchos jugadores ofensivos. Trabajo oscuro pero básico para el equipo. 

El Oporto formó con su sistema habitual 1-4-3-3, con Defour partiendo como extremo derecho, pero metiéndose mucho al centro dejando el carril  para las subidas de Danilo. De inicio presión muy alta obligando al Benfica a jugar en largo. Peligrosos cuando roban arriba y dan velocidad a la circulación de pelota. Ritmo de juego alto, aunque al final les pasó factura. Futbolistas capacitados para jugar al toque con pases cortos. Mucha presencia en ataque de los laterales aunque fallones en la toma de decisiones cuando estaban cerca de área rival. Transiciones defensa - ataque rápidas, buscando a J. Martínez en constantes movimientos de apoyo. Buen partido del colombiano con calidad en conducción y pase.

En la segunda parte los hombres de Vítor Pereira bajaron el ritmo de juego, y se notó sobre todo en la velocidad de circulación de balón, tanto en zona de creación como en zona de finalización. Poco aporte de Defour partiendo del extremo y buenas sensaciones de Moutinho, cerebro del equipo, y de Mangala, defensa de mucha presencia física, atrevido y confiado en la salida de balón conduciendo desde su zona de central.

Primeros 20 minutos del partido con más goles que fútbol, los dos equipos jugando muy acelerados y sin respuestas tácticas. Nivel de excitación tanto individual como colectivo por encima de lo deseable, se notó en este inicio la importancia del partido.

Tras el comienzo loco, el  Oporto va tomando las riendas con posesiones más largas y evitando el ida y vuelta que marcó los primeros minutos. Los centrales juegan cómodos en inicio de jugada y la línea de presión del Benfica, colocada en tres cuartos de campo, no les hace daño. La superioridad numérica en el medio 3 contra 2, apenas se nota porque el Benfica junta a muchos jugadores y dificulta la circulación fluida del Oporto.

El partido avanzó con el Oporto mandando pero sin demasiada claridad y sin poder imponer su fútbol de toque ante la escasez de espacios. Se echo de menos más juego por banda, a pesar de que los laterales se ofrecieron bastante...

En la segunda parte a los dragones cada vez le cuesta más profundizar y llegar a zona de finalización, mientras el Benfica se encuentra cómodo con un fútbol más directo en cuanto el ritmo de juego del Oporto baja.

La sensación final es que el Oporto, en líneas generales, ofreció algo más partiendo de un juego combinativo que no llegó a imponerse ente la falta de espacios y la falta de profundidad y progresión en el juego. El Benfica sólo dio sensación de poder llevarse el partido en el último cuarto de hora y a lo largo de toda la noche apostó por un fútbol muy directo y por la velocidad en las transiciones.

7/1/13

El Chelsea de Benítez

Fundación: 1905
Estadio: Stamford Bridge
Propietario: Roman Abramovich
Palmarés: Football League First Division / Premier League: 4. FA Cup: 7. Footballa League Cup: 4. Champions Legue: 1. Recopa de Europa: 2. Supercopa de Europa: 1

La llegada de Rafa Benítez al Chelsea es uno de los acontecimientos futbolísticos más destacados del final del curso 2012 en Europa. Un técnico de gran caché que tras su paso por el Inter de Milán, no había vuelto a entrenar, debido a que las ofertas recibidas no eran de su entera satisfacción. Esperaba la llamada de un equipo del máximo nivel y esa llamada, aunque con matices, ha llegado.

Entre la afición Blue la noticia no ha sido bien acogida, la rivalidad Benítez - Chelsea (Mourinho) está viva en Inglaterra y solo los resultados harán cambiar de opinión a unos aficionados que siguen adorando al técnico portugués.
Benítez se enfrenta a un reto profesional de primer orden, tiene que enderezar el timón de un barco que está tocado, ganarse la confianza de un vestuario difícil, con veteranos de mucho peso, y lograr en medio año algún título que le sirva para renovar cuando llegue el mes de junio o al menos para que los tres o cuatro grandes del campeonato inglés se fijen en él.

Así juega el Chelsea
Rafa Benítez es un técnico con una metodología de trabajo muy marcada, en la que confía desde hace años y que le ha dado muy buenos resultados. Alejado de los métodos que instauró Mourinho en Stamford Bridge, defiende el entrenamiento integral, y la adaptación de los futbolistas a su forma de trabajar no debe ser traumática.
Desde su llegada, el técnico madrileño ha apostado por el 1-4-2-3-1 como sistema de juego, con un cambio evidente respecto al uso que al mismo sistema le daba el italiano Di Matteo, la posición de David Luiz ha cambiado y con ese cambio el sistema adquiere una naturaleza que no tenía. En principio colocar al brasileño como medio centro posicional por delante de los centrales está dando al equipo una personalidad de la que adolecía hasta ahora, no aporta la creación que el equipo necesita en la zona central, pero si da presencia tanto en fase defensiva, por oficio, como en fase ofensiva, por llegada.
El Chelsea hoy es un equipo que parte de un posicionamiento zonal muy marcado a partir del que cada futbolista desempeña su rol. Un equipo serio que trata de paliar la falta de creación de fútbol en la zona central con una circulación de balón lenta, pero segura, que propone un ritmo de juego medio - bajo y que busca que el balón llegue a sus medias puntas en las mejores condiciones posibles, solo en esa zona del campo tiene creatividad y cambio de ritmo. Un equipo con una buena mezcla de jóvenes y veteranos que necesita jugar con un nivel de activación y concentración alto para ofrecer rendimiento. La plantilla tiene algunos jugadores que actúan, en demasiadas ocasiones, con un nivel de intensidad por debajo del mínimo exigido, lo que convierte al equipo en plano y previsible.
Los jugadores clave en este inicio de etapa: Cech, David Luiz y Mata.
Cuando tiene balón, el equipo trata de alargar las posesiones imprimiendo un ritmo lento a la circulación de pelota. A los centrales les cuesta superar líneas de presión con pases interiores y los medios centros, aunque se ofrecen, no son creadores, tienen otras características. Con rivales replegados juegan fácil en zona de inicio, con rivales que tiran la presión arriba tienen muchas dificultades y recurren a un improductivo juego directo. Sin duda el gran talón de Aquiles de la plantilla es la falta de un medio centro creativo que de sentido al juego, que supere líneas de presión con pases en corto y en largo y que se asocie con los centrocampistas ofensivos. Lampard, siendo un valor indiscutible para el equipo, no es ese tipo de centrocampista. En esta faceta del juego Mata resulta básico al caer unos metros desde su posición y ayudar a los medios centros. En la misma faceta se está echando de menos la ayuda de Hazard y Oscar, futbolistas con calidad para hacerlo pero que no terminan de estar al nivel esperado. Tanto el belga como el brasileño deben ser jugadores determinantes y hasta ahora no lo están siendo. Muy irregulares y con poco confianza para ofrecer en el Chelsea lo que si han ofrecido en sus equipos de origen.A pesar de tener laterales muy ofensivos, la aportación de Azpilicueta está resultando más que interesante, tienen poco desborde por banda, las características de los medias puntas no ayudan y tampoco el ritmo de juego lento. Tan solo Moses, y en ocasiones contadas, da cambio de ritmo y velocidad cuando recibe en banda. Aunque el jugador firmado este verano del Wigan tampoco está aportando lo que de él se esperaba.

El equipo en fase defensiva
Cuando el Chelsea no tiene balón lo pasa mal. Por sus características, los cetrocampistas ofensivos ofrecen lagunas en el trabajo de presión y de recuperación, por lo que en muchas ocasiones el centro de campo rival juega con superioridad zonal. Dependiendo del rival o de la situación del partido, la zona inicial de presión cambia, cuando es una presión alta suele ser muy tibia, se encuentran más cómodos replegando y trabajando en campo propio con las líneas juntas, aunque queda trabajo por hacer. En este sentido David Luiz es el jugador más importante, buen recuperador, debe transmitir ese carácter al resto del equipo y mandar sobre ellos cuando el equipo trata de recuperar la posesión, debe ser más líder de lo que es...
Los mayores problemas los tienen cuando el contrario imprime ritmo de juego alto, en esa situación les cuesta encontrar soluciones, un ejemplo claro de esto es la primera media hora del partido frente al Everton.
Cabe destacar el buen trabajo de los centrales, la pareja Cahill - Ivanov ha cumplido y el regreso de Terry puede ser un quebradero de cabeza para Benítez, dejarlo fuera puede incendiar el vestuario.
En las transiciones tras recuperación de balón, se deja notar una vez más el gusto por el ritmo de juego lento que tiene el equipo, normalmente tras esa recuperación se busca más mantener la posesión que intentar un ataque rápido, tan solo si el robo de balón es muy cerca del área contraria, imprimen velocidad. En este sentido, que Ramires esté en el campo puede hacer variar la idea, jugador con evidentes características contragolpeadoras, cuando el equipo roba le buscan para transición rápida, también buscan, si quieren dar velocidad, a Juan Mata.

Jugadores destacados
Como ya se ha señalado Cech, David Luiz y Mata, son los jugadores clave del equipo, junto a ellos hay una serie de futbolistas capacitados para que el Chelsea sea referencia en su campeonato, pero que no están dando el nivel, Benítez tiene trabajo para lograr que cada futbolista alcance su mejor forma.
Eden Hazard. Poco participativo. Excelente cambio de rimo en conducción. Un inicio de campeonato explosivo a dado paso a un jugador muy frío, pero que cuando aparece cerca del área rival, el equipo lo nota.
Victor Moses. Irregular, muy poca claridad en todo lo que hace. Saca poco partido a su verticalidad y velocidad. El técnico le está dando minutos, pero no termina de convencer.
Gary Cahill. Se está convirtiendo en una pieza importante dentro del equipo. Aunque su papel parecía secundario, por la nómina de centrales de la plantilla, su protagonismo está creciendo. Excelente en la defensa de balones laterales, algo que suele ser complicado para los centrales.
Branislav Ivanovic. Futbolista muy completo y versátil pero con evidentes lagunas tácticas. Físicamente una roca. Demasiado obsesionado con aportar en el juego ofensivo del equipo, algo positivo cuando juega de lateral, pero dañino cuando lo hace de central.
Fernando Torres. Ligeramente mejorado respecto al pasado ejercicio, pero muy lejos de su mejor nivel. Disperso y con muchos errores por falta de concentración y de confianza, le sale poco de lo que intenta. ¿Podrá Benítez recuperarlo? ¿Cómo le influirá la llegada de Demba Ba?
John Obi Mikel. Centrocampista sobrevalorado que ha sido titular casi indiscutible los últimos años en Stamford Bridge, parece que ahora tendrá un rol más secundario. 


15/2/10

Jugando a Director Deportivo: Nadir Belhadj

Saint-Claude, Francia. Junio de 1982.
1,75 mts de altura.
Club actual: Porstmouth FC.

Pensando en el Atlético de Madrid y en sus obligados refuerzos en el próximo mercado, me detengo en un futbolista que lleva un tiempo llamándome la atención y que podría ser el lateral izquierdo de cualquier equipo de primera fila.

El argelino Nadir Belhadj, actual lateral zurdo del Porstmouth inglés, lleva un par de años rindiendo a gran nivel en Premier y, con 28 años, parece que ha llegado el momento de dar el salto a un equipo con más aspiraciones que el modesto club del sur de Inglaterra.


El mercado de laterales zurdos interesantes está despoblado. Este francés de nacimiento e internacional en 40 ocasiones con Argelia, puede ser una pieza cotizada el próximo verano, y más teniendo en cuenta el escaparate de Sudáfrica, donde el zurdo se mostrará al mundo defendiendo los colores de la selección argelina. Tras debutar en el Racing Lens y pasar con más pena que gloria por O. Lyon, ha recalado en la Premier donde parece encontrarse cómodo y donde está dando su mejor versión.

Potencia, velocidad y excelente golpeo son quizá las características más notables del internacional argelino, si a esto unimos la pasión con la que vive los partidos, donde siempre se le ve enchufadísimo, el cóctel parece más que interesante. Jugador de largo recorrido, gusta de llegar a línea de fondo y tiene un físico privilegiado, su indudable calida técnica ha convencido a algunos de sus entrenadores para colocarle como interior, donde suele cumplir en el apartado goleador y donde aporta mucha llegada. Lateral de raza con buen trato de pelota, los genes de sus antepasados magrebies le aportan ese caracter de luchador infatigable que proporciona valor añadido a un futbolista, al que a pesar de tener casi 28 años, le queda un excelente futuro por delante. Se presenta como una excelente oportunidad para equipos que necesitan cubrir el puesto de lateral zurdo y parece lógico pensar que el próximo verano salga con destino a un equipo de mayor nivel que su actual club, aunque no será barato, el "Pompey" ya pagó por él 4,5 millones de libras y no lo regalará, pero el equipo que se haga con sus servicios acertará de pleno, eso sí, mejor firmarlo antes del Mundial no vaya a ser que demuestre su nivel y su precio se dispare...

25/8/09

Jugando a Director Deportivo: Nuri Sahin

Lüclemscheid, Alemania. 05/09/1988
1m. 79 cm. de altura.
Club actual: Borussia Dortmund.

Su nombre lleva tiempo anotado en el cuaderno de varios directores deportivos, que quizá estén esperando a que alcance un mayor grado de madurez, pero no es descabellado pensar que ya está preparado para saltar a la arena de un grande.
En Dortmund vive feliz, es su casa desde hace ya tiempo, pero los retos que se le presentan en el actual Borussia están lejos de ser los que se merece este centrocampista de inmenso talento que nos recuerda mucho a Andrea Pirlo, puesto que tiene alma de media punta y juega de medio centro, como los ángeles por cierto.
Tras un año cedido en la poca exigente liga holandesa, donde sin hacerlo mal no estuvo a la altura del futbolista que es, regresó a Dortmund la pasada temporada acabando el equipo en un meritorio sexto lugar aunque fuera de los puestos que daban acceso a Europa.
La llegada de Jürgen Klopp al equipo la pasada temporada y el sistema de juego que ha implantado están ayudando mucho a Nuri Sahin, le están dando todo el protagonismo en la organización del juego, donde es el referente del equipo a la hora de sacar el balón jugado desde atrás, todos le buscan y él se ofrece en apoyo constantemente. Se ha convertido en uno de los líderes del Borussia con sólo 21 años y parece ese tipo de líder silencioso que no habla pero actúa, que se ha ganado la confianza de sus compañeros por la vía de la calidad futbolística.

Un mediocentro atípico
Acostumbrados como estamos a los mediocentros de recuperación y contención, encontrar un equipo que apuesta por un jugador como Nuri para colocarlo delante de los centrales y convertirse en el faro sobre el que gira todo el juego del equipo, es una excelente noticia. Desde esa posición el joven internacional turco parece nadar como pez en el agua, si bien es cierto que ante equipos con mucha posesión de balón, él y el Dortmund lo pasarán mal.
La apuesta de Klopp es atractiva y arriesgada, Sahin por delante de los centrales y delante de él una línea de 3 con la ayuda constante de Tinga, en definitiva un 1-4-1-3-2 con muy buena pinta.
Sahin ha jugado en este inicio de temporada como medio centro puro con una línea de tres por delante, sólo con la lesión de Tinga y la entrada de Hummels en el partido frente al Sttutgart cambio su posición y se insertó en la línea de tres con mucha libertad.
Estamos ante un futbolista que construye juego con facilidad, zurdo aunque con buen manejo de balón con la derecha, que no se cansa de dar apoyos constantes a sus compañeros y que busca la sencillez como el camino lógico para hacer las cosas bien, además aporta su granito de arena a balón parado.

Válido para el centro del campo de cualquier gran equipo y técnicamente privilegiado, se mueve mejor por el centro que por las bandas, no es la velocidad de desplazamiento su mayor virtud, pero piensa más rápido que el resto.
A punto de cumplir 21 años ya es un jugador con un excelente presente y todo hace indicar que su futuro como futbolista será grande, como decíamos nos recuerda a Pirlo y eso no es poca cosa...

10/1/09

FC Porto. Un año difícil, o no...

Fundación: 1893
Estadio: Estadio Do Dragao (52.000)
Presidente: Jorge Nuno Pinto Da Costa
Títulos: 23 ligas, 17 copas, 15 supercopas, 2 copas intercontinentales, 2 Champions League (86/87 y 03/04), 1 Supercopa de Europa y 1 Copa de la UEFA.

Parecía que estábamos ante una temporada de transición en el Oporto, no elegida pero si motivada por una serie de circunstancias que ofrecían señales de alarma en la temporada de los dragones. Por un lado el regreso del Benfica al primer plano en el campeonato portugués y por otro las significativas bajas registradas en la plantilla respecto a los últimos años, gente de importancia capital en el esquema de Jesualdo Ferreira. Assunçao, Quaresma, Bosingwa...
Pero tras un titubeante comienzo de ejercicio, el equipo del norte de Portugal ha encauzado su trayectoria y llegado el ecuador de la temporada ya pelea el liderato de la Liga Sagres y está en octavos de final de Champions League tras acabar primero de un grupo en el que también estaba el Arsenal.
¿A bajado el nivel de los campeones lusos? Parece que si, las importantes bajas sufridas los últimos años y el acomodamiento y declive de algunos futbolistas apuntan en esa dirección, así el campeonato portugués no parece que vaya a ser un paseo militar como otros años y en Champions ya veremos si la aventura pasa de octavos.
Hablar del Oporto es hacerlo de un grande de Europa, 2 títulos de Champions colocan al equipo presidido por el carismático Pinto Da Costa en la élite del fútbol europeo y aunque pueda no ser esta su temporada más brillante, que está por ver, no se puede subestimar a una institución acostumbrada a ganar y a coleccionar títulos y que por historial futbolístico no suele sentirse inferior a casi nadie. Todo esto debe ser tenido en cuenta por el Atlético de Madrid, su rival en octavos de final de Champions League.

Así juega el Oporto
El conjunto luso está dirigido desde el banquillo por Jesualdo Ferreira, un veterano de guerra que se hizo un nombre en el fútbol portugués trabajando para la Federación, donde dirigió categorías inferiores de la selección portuguesa. Llegó al Oporto en el verano de 2006, por lo que cumple su tercera temporada.
El equipo actual tiene un sistema de juego similar al de la pasada campaña aunque los nombres sean otros, el 1-4-3-3 parece innegociable, si bien es cierto que en fase defensiva y durante determinados momentos de cada partido existen variantes que alteran el dibujo táctico. En Portugal esta apuesta táctica es muy válida puesto que el equipo suele ser dueño del balón y juega en campo contrario, pero en Europa y contra equipos de primer nivel la cosa cambia, aunque no suele ser el Oporto un equipo temeroso.
La base de este sistema de juego reside en el trabajo de presión, casi siempre adelantada, si la hacen bien se convierten en dominadores del partido y eso en la liga doméstica es casi siempre. La mentalidad ofensiva les hace llegar con mucha gente al área rival y esta, pese a ser una de sus virtudes, se convierte en una debilidad explotable por el contrario cuando pierden el balón con las líneas adelantadas, ya que sufren en la transición ataque - defensa y hay determinados futbolistas a los que le cuesta recuperar la posición en el repliegue. Lo pasan mal ante equipos con gente rápida arriba y con transiciones veloces defensa - ataque.
El equipo tipo está formado por Helton en portería, una de cal y varias de arena; Sapunaru, Rolando, Bruno Alves y Fucile en defensa; Fernando, Lucho González y Meirelles en el centro de campo, con Lisandro López, Hulk y C. Rodriguez en punta. Sobre este once ideal hay variaciones con algunos jugadores que disfrutan de minutos y que son sustitutos habituales de los titulares, gente como P. Emanuel, Tomás Costa o Mariano González.
El Oporto trata de imponer un ritmo de juego medio - alto donde las prestaciones de los tres futbolistas que se desenvuelven en el centro del campo resultan básicas para el buen hacer del equipo. El brasileño Fernando suele ser el medio centro posicional que juega por delante de los centrales y que equilibra el sistema, además gusta de participar en la creación de juego y de vez en cuando se acerca al área rival, se trata de un jugador en crecimiento en Europa y una interesante apuesta de futuro. Los dos interiores que acompañan al brasileño son Lucho González y Raúl Meirelles, ambos con mucha movilidad y sin una zona fija de trabajo, pueden aparecer por cualquier lado en fase ofensiva y resultan básicos en la recuperación de balón cuando el equipo apuesta por tirar las líneas hacia arriba para presionar en campo contrario. Si nos fijamos en el argentino, se trata de un futbolista con gran golpeo de balón y peligroso en la llegada desde segunda línea, en ataque suele buscar colocarse entre líneas y aprovechar su buena visión de juego y su notable pase final. Es el más adelantado de los 3 en el trabajo de presión, estamos ante un futbolista completo aunque ha perdido algo de presencia, ahora le gusta más llegar que crear, detalle de futbolista estancado. En Oporto ha tocado techo.
En línea defensiva los portuguesas presentan a dos centrales solventes con excelente juego aéreo, tanto en defensa como en ataque, suben a rematar todos los corner y faltas laterales entrando los 2 juntos a la misma zona y sacando un alto rendimiento en esas jugadas. Bruno Alves es el cacique, líder con gran capacidad de mando, central fuerte que busca el choque y que gana por intimidación, a su lado Rolando más calidad con el balón, menos presencia defensiva.
Los laterales suelen ser largos, con llegada a línea de fondo, más Fucile que Sapunaru, ambos tratan de buscar superioridades en ataque ayudando a los extremos. El lateral uruguayo tiene un potente saque de banda para meter el balón en el área pequeña del rival. Si falla alguno de los dos Ferreira ha utilizado a Pedro Emanuel en banda, hay tienen una debilidad importante...

Movilidad y finalización
En punta los lusos juegan con 2 extremos y un delantero centro finalizador. Por la izquierda aparece el uruguayo C. Rodríguez "el cebolla", llegó procedente del eterno rival Benfica, y es el dueño indiscutible de la banda zurda, extremo puro con velocidad y desborde, hábil en el 1 contra 1 y peligrosísimo en transiciones rápidas, a todo esto añade un gran golpeo con pierna izquierda. Una jugada tipo del Oporto es tirar el centro desde banda derecha para la aparición del uruguayo en segundo palo donde suele hacer goles, incluso de cabeza.
Para los otros dos puestos en ataque hay varias posibilidades, aunque Jesualdo Ferreira parece apostar por Lisandro y Hulk. El argentino suele partir desde el extremo derecho pero cambian constantemente de posición entre ambos.
El brasileño Hulk es una de las sorpresas agradables del año en el campeonato portugués, llegó procedente del fútbol japonés y se ha ganado la titularidad a base de goles y trabajo, se trata de un zurdo poderoso físicamente que no rehuye el choque y que le pega durísimo al balón. Está haciendo goles.
Lisandro López es hoy en día el jugador franquicia del Oporto. Temporada a temporada ha ido creciendo y asentándose en el fútbol europeo y hoy está a un excelente nivel. No sería raro verle la próxima temporada en una de las ligas fuertes del viejo continente. Es un futbolista de constantes movimientos de apoyo con alta participación en el juego ofensivo del equipo. Pieza clave en el entramado atacante diseñado por Ferrerira. Calidad en el primer toque, suele bajar unos metros para apoyar en la creación buscando el toque rápido para desahogar de primeras, si arrastra al central el espacio que deja puede resultar peligroso al ser ocupado por alguno de los otros delanteros. Tiene gol y este año le está saliendo casi todo...

Misiles de largo alcance
El Oporto tiene un arma infalible para desatascar partidos, un arma muy válida en Liga Sagres donde suele encontrarse rivales cerrados y con las líneas muy juntas defendiendo cerca del área. Un arma en definitiva que le puede sacar de apuros en cualquier momento...el tiro de media y larga distancia. Suelen usar esta suerte varias veces a lo largo del partido y tienen variedad de futbolistas capacitados para hacerlo con garantías de éxito. Los tres delanteros golpean bien al balón desde fuera del área, Hulk con más potencia que precisión, y de los 3 centrocampistas, los 2 con más llegada también tienen un excelente golpeo, Lucho y Meirelles tienen un cañón en su pierna derecha y consiguen varios goles de media distancia cada temporada.
El Atlético de Madrid tendrá que vigilar y minimizar en lo posible esta capacidad de los lusos para evitar desagradables sorpresas.

Algunos apuntes de como jugarles
La premisa inicial debe ser quitarles el balón, no están acostumbrados a correr detrás de la pelota y conseguirlo es ganar la batalla psicológica. En su estadio no es fácil privarles de la posesión, su buen trabajo de presión le ayuda mucho por lo que evitar esa presión con juego vertical sobrepasando líneas se antoja básico.
Es importante evitar la superioridad que buscan en el centro del campo, hay que obligarles a defender muy abiertos, hacer el campo ancho para que los interiores tengan que caer a banda y dejen espacios libres si no ayudan los extremos.
El arma a la hora de atacarles es buscar la superioridad en banda, el 2 contra 1 frente al lateral y si no se logra en un lado buscar el cambio de orientación con la defensa basculada y hacer la superioridad en la otra banda. La velocidad en la circulación de balón es determinante.
A pesar de tener centrales con un gran juego aéreo, la defensa en zona de los corner les crea dificultades en balones lanzados al primer palo.
Pensando en la eliminatoria de Champions, el Atlético de Madrid debe volver a sus orígenes para el partido en el Estadio Do Dragao, el contraataque como arma mortal, a los rojiblancos les resultará complicado quitarle el balón a los lusos y la transición rápida cuando recuperen pelota para evitar el repliegue, donde los portugueses tienen lagunas, debe ser el arma definitiva.
Assunçao robando, Maniche lanzando y Simao corriendo, la llave la tienen los portugueses, pero los que juegan en el Atlético...

16/4/08

PSG. Cerca del abismo

Fundación: 1970 (En Ligue 1 desde 1974)
Presidente: Alain Cayzac
Estadio: Parque de los Príncipes (48.712 espectadores)
Palmarés: 2 Ligue 1, 7 Copas de Francia, 3 Copas de la Liga (la última este mismo año), 2 Supercopas de Francia y 1 Recopa de Europa (1996)

A pesar de no tratarse de un club histórico, nace en 1970 tras la desaparición del Stade Saint-Germain, si se trata de un club con nombre en el fútbol francés e incluso en Europa gracias a sus buenas temporadas en la década de los 90, donde aún recordamos sus exitosas eliminatorias frente a R. Madrid y FC Barcelona, y a jugadores de la talla de George Weah y David Ginola.
El actual Paris Saint Germain vive tiempos difíciles, una desacertada política deportiva y una caja vacía hacen que el equipo de la capital francesa lleve unos cuantos años alejado de la aristocracia futbolística gala, en el presente siglo sólo se salva un segundo puesto en la temporada 03/04. Pero es este año cuando más cerca están del abismo.
A falta de 5 jornadas para acabar el campeonato el PSG está en puestos de descenso y las sensaciones que transmite no son optimistas.

Paul Le Guen. Victima de sus elecciones
Nacido en marzo de 1964, Le Guen ha perdido en poco tiempo el crédito que ganó en tres años extraordinarios dirigiendo al por entonces emergente Olympique de Lyon. En su etapa de Guerlain el técnico francés consiguió mezclar los titulos con el buen juego y puso en el escaparate mundial a jugadores hasta entonces desconocidos convirtiendo al O.L en un rodillo imparable en el campeonato francés. Tras abandonar el barco lyones en pleno éxito, su prometedora carrera se ha frenado y mientras el club presidido por Aulas sigue ganando, Le Guen se ha subido al caballo perdedor.
Tras tomarse un año sabático (05/06) Paul decidió volver a los banquillos sentándose en el del Glasgow Rangers, extraña elección para un entrenador que estaba en las agendas de directores deportivos de las grandes ligas. Su paso por Glasgow con más pena que gloria acabó prematuramente a mitad de su primer año en Escocia, pocos días después se arriesgaba a tomar los mando de una nave a la deriva, el PSG. Desde su llegada a París nada sale bien, las promesas del presidente no se cumplen, la plantilla dista de ser la deseada y Le Guen no es capaz de motivar al grupo, ni de sacar provecho de jugadores que antes fueron indiscutibles. Verlo en el banquillo parisino es asistir domingo tras domingo a un doloroso telefilm donde el sufrimiento y la amargura son protagonistas.

Plantilla y sistema de juego
Hablar de un sistema de juego utilizado a lo largo del año es difícil, la situación del equipo ha obligado a cambios continuos, aunque nos fijaremos en el actual 1-4-4-2 con dos mediocentros. Le Guen ha querido dar seguridad a una zaga endeble utilizando dos mediocentros con buena condición física y disciplinados en lo táctico, pero las circunstancias les han sobrepasado. Clement + Chantome es la pareja más utilizada en los últimos partidos, el primero es un medio centro de 23 años con condiciones muy interesantes y que ha acompañado a Le Guen en Lyon y Glasgow, se adivina potencial en este futbolista que aporta salida limpia de balón y recorrido. Chantome es un joven de 21 años al que le viene grande la responsabilidad. No hay mucho más donde elegir, aunque Sankhare (18 años) apunta maneras.
La línea de 4 defensas es un punto débil que le está costando muy caro al equipo, los despistes son constantes, tanto en el centro como en las bandas. Una defensa tipo puede ser la formada por Ceara-Yepes-Camara-Armand. Los laterales son gente con potencial ofensivo, tienen llegada y velocidad, pero su calidad en el pase es escasa, a la hora de defender lo pasan muy mal. En el centro una pareja fuerte físicamente pero con problemas tácticos y que no aportan nada en la construcción del juego. El colombiano Yepes paso sus mejores tiempos y ahora suple sus carencias con juego brusco y Camara está lejos de ser el central que necesita el equipo. Si a estos problemas añadimos la penosa temporada del portero titular Mickael Landreau ha nadie debe extrañar la posición que ocupa el PSG en la tabla.
En banda izquierda tenemos a Jerome Rothen que tras dos excelentes temporadas en Mónaco se mudo a Paris donde nunca ha estado cerca de ser el que fue en el principado. Su velocidad por banda + capacidad de encarar para ganar línea de fondo y lanzar pases medidos se ha difuminado en su etapa parisina y hoy sólo es capaz de sacar algún que otro centro de vez en cuando y casi nunca desde línea de fondo. Además a balón parado está aportando mucho menos de lo esperado. En la banda derecha suele aparecer Mendy, un lateral reconvertido que nunca ha sabido sacar partido de su extraordinario poderío físico. Con evidententes limitaciones técnicas colocarlo en banda y darle potestad ofensiva le ha convertido en un jugador vulgar que "corre como un pollo sin cabeza". A pesar de sus carencias tácticas un buen trabajo específico con él le podría convertir en un lateral derecho de primer nivel.
En punta el sistema actual de Le Guen coloca a dos futbolistas, que suelen salir de una terna de tres. 2 conocidos en España, Peguy Luyindula y Pedro Pauleta una dupla interesante sobre el papel, donde se mezcla la velocidad y el juego estático, dos futbolistas con gol...Pero la realidad es otra y al declive profesional del portugues se une la inapetencia de Luyindula, el futbolista de origen congoleño que apuntó grandes cosas en Lyon, pero al que desde entonces se le sigue esperando. Y la tercera vía responde al nombre de Amara Diane, el costa marfileño de 25 años es sin duda el jugador más interesante del plantel actual parisino. Velocidad, buen manejo de balón, calidad en el desmarque de ruptura y buenos fundamentos en el de apoyo. No es un goleador nato, pero sabe moverse entre líneas y encajaría a la perfección en un equipo con circulación rápida de pelota. Es el jugador franquicia del PSG y probablemente salga este verano rumbo a una liga de renombre (España o Inglaterra encajarían con su juego rápido y vertical)

El futuro
Un probable descenso del PSG podría ayudar a empezar de cero, y si ese descenso no se consuma (todo depende de estas últimas jornadas) el presidente del club y el discutido director deportivo Alain Roche tendrían que replantearse su política de fichajes aunque es público el delicado momento económico del club. Quizá apostar de lleno por la cantera puede ser el camino para volver a colocar al PSG en los puestos altos del campeonato francés. Dos jugadores de la actual plantilla se han formado en el club y pueden ser la base sobre la que asentar el futuro Younousse Sankhare, medio centro de parecido indiscutible a Vieira y el espigado delantero David Ngog. El tiempo dirá.

23/12/07

AS Roma, una propuesta inteligente

Fundación: 1927
Estadio: Olímpico de Roma
Títulos: 3 Scudettos, 8 Copas de Italia, 2 Supercopas de Italia, 1 Copa de Ferias.
Presidente: Francesco Sensini.

No sabemos si fue casual o simplemente coyuntural, pero la idea/solución de jugar con Totti como único delantero del equipo y secundarlo de llegadores hambrientos de gol, es y será el gran legado de Spalletti al AS Roma y al fútbol italiano.
Roma, la ciudad eterna, disfruta los últimos años del fútbol alegre que despliega su equipo. Los romanistas, mayoría indiscutible en la capital de Italia, desfilan contentos hasta el Estadio Olímpico para gozar de un juego divertido, vistoso y agradable de ver, algo de lo que hasta hace bien poco no se podía presumir en el país transalpino.

Luciano Spalletti, el triunfo del sentido común
La llegada del técnico florentino a Roma se produjo en un momento especialmente complicado para la institución, tras la marcha de Capello a la Juve, el barco romano vagaba a la deriva, pero Luciano Spalletti supo aplicar el sentido común y adecuó su proyecto al material humano disponible. Si no tengo delanteros los busco o los creo, debió pensar, y de esa manera llegó al actual 1-4-2-3-1 que tan buenas sensaciones transmite. Dicen que la necesidad crea virtud y el ejemplo es Spalletti al frente del AS Roma, capaz de llegar a un equipo sumido en el caos y situarlo en los puestos nobles del Calcio con regularidad. Cambió todo, unió a un vestuario que tenía pinta de polvorín a punto de estallar y sacó el máximo partido a lo que se encontró con un sistema táctico atractivo e ingenioso. El educadísimo técnico de 48 años de edad llegó a Roma tras meter en Champions al Udinese, un equipo acostumbrado a la zona media del Calcio. Actualmente tiene contrato hasta 2011 y sus emolumentos se sitúan cerca de los 2 millones de euros por temporada.

1-4-2-3-1, la solución al problema
El dibujo táctico del Roma busca sacar el máximo partido a una plantilla con gente ligera, veloz, inteligente y con un nivel técnico sobresaliente. La línea de cuatro defensas tiene en sus laterales a jugadores de importancia vital en el sistema táctico, continuas llegadas a campo contrario doblando a los extremos y posibilitando 2x1 frente al lateral contrario, el interés mostrado por contratar a Cincinho habla de que tipo de lateral necesita Spalletti para sacar partido a su sistema. Panucci (saca centros constantes desde linea de ¾ rival), Cassetti y Tonetto se reparten los minutos con el joven brasileño ocupando los laterales del equipo. Destacar la buena campaña de Marco Cassetti que a sus 30 años está aportando mucho, tanto cuando juega por derecha como cuando lo hace por izquierda. Con la llegada del internacional brasileño Juan Silvera, 28 años, la pareja de centrales lógica es la formada por este y el francés Mexes, con alguna aparición de Matteo Ferrari que sólo sirve para bajar el nivel de una pareja más que interesante. Philippe Mexes ocupa la zona de central derecho, central duro que va con fuerza al choque y que se desenvuelve con soltura en los espacios cortos, no es fácil superarle, desde que llegó a Italia ha crecido mucho en el puesto y con 25 años es ya un central de presente y de futuro. El Brasileño Juan se complemente a la perfección con el francés, con gusto por jugar el balón y sacarlo por abajo, es un central con gran juego aéreo y con inteligencia zonal, ya no se despista tanto como en sus primeros años en la Bundesliga. Le gusta anticiparse al delantero, lo que suele ser un arma de doble filo. En ataque sacan partido del juego aéreo de Panucci, le buscan siempre y tiene facilidad para hacer goles. A pesar de todo estamos ante la línea más floja del equipo, las espaldas de los laterales son un problema si el rival roba balón. Además tienen fallos de concentración imperdonables en el máximo nivel.

El uso del doble medio centro en el sistema de Spalletti tiene varias funciones, por un lado la contención y la recuperación de la pelota, para salir en velocidad y por otro la creación y el manejo del balón para iniciar jugada de ataque o simplemente para temporizar juego. Este doble medio centro lo forman un destructor/recuperador y un creador/lanzador de juego. Cuando tu destructor se llama Daniele De Rossi, sabes que el dibujo táctico del equipo se mantendrá pase lo que pase, tiene un gran repliegue y sabe meterse entre centrales cuando la ocasión lo requiere. El joven canterano de 24 años es una de las apariciones más importante del fútbol italiano en los últimos años, no estamos hablando de un virtuoso que levanta a la gente de sus asientos, pero hablamos del futbolista que da el equilibrio preciso al equipo, del futbolista más importante para Spalletti, sólo por detrás del gran capitán Francesco Totti. Ilusión, carácter ganador, líder, se pueden usar muchos adjetivos para definir a De Rossi, pero en la mente de Spalletti sólo hay uno, imprescindible. No se cansa de dar coberturas a sus compañeros ofensivos, es duro cuando tiene que serlo, su posición lo exige y además con el balón en los pies tiene criterio suficiente. Buen llegador con interesante golpeo a media distancia. La pareja habitual del romano en el centro del campo es el chileno Pizarro, tras su paso por Udine, donde dejó muestras de su calidad y valía en el siempre complicado fútbol italiano, el pequeño centrocampista sudamericano se encarga de la creación del juego en el equipo romano y sigue mostrando su capacidad innata para hacer bien su trabajo, de manera fácil y con las gotas de calidad precisas para ser una pieza importante en el engranaje de Spalletti. Aporta mucho en el juego a balón parado por su precisión en el golpeo con pierna derecha, se encarga de lanzar faltas laterales y corners. Se acerca con soltura a las inmediaciones del área rival para probar su tiro, la labor de De Rossi guardándole las espaldas le descarga de trabajo en defensa, aunque repliega bien a posiciones de inicio y se muestra contundente, dentro de sus posibilidades, a la hora de recuperar balón en el centro del campo. Cuando no juega Pizarro lo lógico es que lo haga Aquilani, otro producto de la cantera romanista llamado a dar tardes de gloria al equipo capitalino, bien dotado en el apartado técnico y con un excelente golpeo de media distancia, se compenetra muy bien con De Rossi y cuando juega aporta cosas interesantes, es el valor de futuro del club.

En la línea de tres que despliegan por delante de la pareja de medio centros destaca por encima de todo la exquisitez de Mancini, lateral brasileño reconvertido acertadamente en extremo que tiene en la banda izquierda del ataque romanista su lugar de trabajo, a pesar de ser diestro. Incisivo, peleón, rápido, con excelente 1x1 y con un gran golpeo de balón, es un jugador que marca diferencias y que obliga a la defensa rival a un seguimiento continuo y a un trabajo perfecto del lateral de esa zona, además de a una basculación constante del central para hacer coberturas, algo de lo que se aprovechan sus compañeros que entran desde segunda línea para buscar centros del brasileño al espacio creado. Por el centro de la línea de tres suele actuar Perrotta, un futbolista con grandes carencias técnicas, pero con enormes virtudes tácticas y con excelentes movimientos cerca del área rival, un llegador con mayúsculas que ocupa con naturalidad los espacios creados en la zaga rival y resuelve con solvencia cuando se planta frente a portería, normalmente a uno o dos toques. Su excelente capacidad aeróbica le posibilita ayudar a los medios centros y replegarse con rapidez cuando el contrario les roba el balón. En la banda derecha suele jugar Rodrigo Taddei, brasileño de 27 años que llegó a Roma tras una disputa legal con su antiguo club , el Siena, y que está aportando llegada y goles, un buen futbolista, que ha sabido acoplarse al esquema y a las necesidades del equipo. En segundo plano aparece Ludovic Giuly, al ex del Barça le está costando adaptarse al sistema, tiene que arrancar desde más atrás de lo que lo hacía en Barcelona y eso le resta frescura, además sus obligaciones defensivas son mayores, a pesar de todo es un futbolista inteligente que tarde o temprano tiene que dar al equipo romano tardes de alegría. Mirko Vucinic es un delantero que Spalletti ha reconvertido para que juegue en la línea de tres media puntas, sus excelentes cualidades futbolísticas le ayudan a salir del apuro pero donde mejor se desenvuelve es en punta y lo ha demostrado supliendo con solvencia la baja de Totti, sus movimientos son de escuela. Cuando juega en la línea de tres aporta salida rápida con el balón, tiene una gran conducción en carrera, pero pierde frescura cerca del área, que en definitiva es su característica más destacable, técnicamente sobresaliente, hace goles con facilidad. Le cuesta replegar y eso es un problema para el equipo puesto que obliga a continuas basculaciones y coberturas de Pizarro o De Rossi que pueden romper el esquema defensivo.
En definitiva una línea de medias puntas llegadores que intercambian posiciones en ataque con gran habilidad y que tienen unos movimientos bien coordinados y ensayados cuando su equipo roba en medio campo para salir rápido hacia el marco rival. Verticalidad y cambio de ritmo son las constantes de esta atractiva línea de tres

Francesco Totti, dejarme sólo
La apuesta de Spalletti de jugar con un sólo delantero llegó por necesidad, la escasez de puntas obligo a pensar en algo y ese algo es Totti, él mismo pidió confianza para jugar arriba y aseguró que haría goles y los hizo, 15 en liga en la primera temporada y 26 la pasada, Bota de Oro, la apuesta salió bien y Francesco Totti es lo más parecido a un emperador que ha tenido Roma desde la caída del Imperio. La figura del capitán romanista es gigante, su ascendencia en el club máxima y sólo ser un “one club man” y no haber triunfado individualmente defendiendo la camiseta de la selección italiana, le privan de ser uno de los más grandes a nivel mundial, pero en el cielo de los romanistas es la estrella que más brilla. Al no ser delantero sus movimientos son imprevisibles, acostumbra a bajar al medio campo tirando constantes desmarques de apoyo, lo que deja sin referencia a los centrales y si estos no leen esos movimientos con inteligencia puede crear espacios muy peligrosos. Tiene un excelente primer toque que ayuda al equipo a realizar transiciones rápidas y contraataques mortales. Gran 1x1 y buen definidor encarando al portero, a todas sus cualidades añade un potente golpeo con su pierna derecha desde larga y media distancia.

El futuro inmediato
Estamos ante un equipo ligero y con poco peso defensivo. En partidos donde el rival monopoliza el balón sufre mucho, por lo que contra equipos de primer nivel mundial sus opciones son escasas, este año ya ha perdido contra Manchester United e Inter de Milán y en su próxima eliminatoria Champions frente al Real Madrid es claramente inferior. El mejor ejemplo de lo que puede pasar en la eliminatoria es lo que vivió el año pasado frente al Manchester United, encajar siete goles fue un accidente, caer eliminado respondió a la lógica. A pesar de todo el equipo romano tendrá opciones pero sólo si su columna vertebral rinde al máximo nivel, de otra manera sus posibilidades de jugar los cuartos de Champions son mínimas. Es un equipo que aún no está preparado para los grandes retos y que aún no está preparado para asaltar el Calcio, ni a un rival poderoso como lo es el Real Madrid.

22/11/07

Jugando a Director Deportivo: Miguel Veloso

Coimbra, Portugal. 11/05/86
1m. 80 cm. de altura.
Club actual: Sporting Portugal.

Futbolista ya conocido por casi todos. Se trata de otra joya de la cantera del Sporting Clube de Portugal, aunque sus primeros pasos fueron en el Benfica quizá influenciado por su padre, ex futbolista de las águilas de Lisboa.

Elegancia, una palabra agradecida para definir a un futbolista y que encaja perfectamente si hablamos de Miguel Veloso, verle manejar la pelota con su pierna izquierda nos recuerda a gente de la talla de Fernando Carlos Redondo, y un medio centro de contención con esa calidad nos lleva a pensar en un futuro extraordinario en uno de los equipos grandes del viejo continente.
Sus últimas apariciones con la selección portuguesa absoluta, tras su paso triunfal por las categorías inferiores, le han colocado en el escaparate mediático. Día tras día surgen rumores sobre el interés de los más grandes, el Sporting sacará tajada más pronto que tarde.
Futbolista que comenzó su carrera como central y que ha aprendido rápido los principios tácticos del medio centro de contención ayudado por un físico importante, que no determinante. Notable desplazamiento de pelota en media y larga distancia, es en el pase corto donde se mueve con mayor soltura ayudado por una más que buena visión de juego y por una excelente cobertura de balón mientras conduce, quizá lo que más nos recuerde al argentino Redondo. La elegancia en la conducción y en el golpeo se convierte en potencia controlada cuando el objetivo es el tiro a puerta, excelente pierna izquierda que le convierte en un buen lanzador, aunque mejorable, de libres directos cerca del área. También es aprovechable a la hora de lanzar faltas laterales buscando el remate en el área de sus compañeros.
Entre sus debilidades, el juego aéreo, sin ser un jugador bajo su potencia de salto es limitada y es un aspecto técnico que todavía no domina. También podemos señalar como mejorable su gusto por llegar al área rival, puede provocar perdida de posición si no acaba la jugada y el repliegue no es rápido. A veces jugando como único medio centro se descuelga con cierta ligereza en el ataque. Un buen entrenamiento táctico corregirá este problema.

Con 21 años estamos ante jugador con un amplio margen de mejora, pero con cualidades físicas, técnicas y tácticas óptimas para ser uno de los mejores medios centros de contención en un futuro cercano. Los grandes equipos europeos lo saben y se lanzarán a por él este verano. No será barato, su cláusula es de 30 millones de euros, pero estamos ante un futbolista fácilmente amortizable.
Con experiencia Champions y ya titular en el medio centro de la selección dirigida por Scolari, se le augura un futuro muy grande.

13/11/07

Una clase maestra

Ayer disfruté, junto a mis compañeros del curso de entrenador, de una clase maestra de entrenamiento de porteros impartida por Germán Adrián Ramón Burgos, “El Mono”. El tipo es un libro abierto, y a su excelente capacidad comunicativa añade una experiencia y sapiencia del puesto de portero que convirtió la clase de ayer en un "clinic" de primer nivel.
Estábamos ante un hombre que convivió durante muchos años en el fútbol de élite, presente en dos convocatorias mundialistas, y que ganó varios títulos en Argentina vistiendo la camiseta de uno de los equipos más grandes del continente americano, River Plate de Buenos Aires. Y no defraudó.
Actualmente es entrenador de porteros en un equipo de segunda división B, el Alcorcón, pero por lo que mostró ayer tiene mucho que enseñar y en un plazo corto de tiempo, y si está dispuesto, llegará a ocupar ese puesto específico en el organigrama técnico de cualquier club de primera división.
A su excelente capacidad comunicativa une un gran método de trabajo, acorde en todo caso a las necesidades del entrenador principal. Para la clase de ayer preparó una cuidadísima sesión para la mejora de la velocidad de reacción, con ejercicios variados y de alta intensidad. Para la galería dejó alguna de sus incontables anécdotas vividas durante su etapa profesional.
Todo un lujo para la formación del entrenador de fútbol pasar una hora y media de trabajo con un tipo así.
Gracias Germán y gracias Óscar por hacerlo posible…

8/11/07

La técnica en fútbol: Zlatan Ibrahimovic

Dominar los principios técnicos del fútbol es un arte al que no todos llegan. Un futbolista completo desde el punto de vista técnico es aquel que domina todos los principios y no sólo se queda en un par de ellos. En este breve análisis nos olvidaremos de los principios defensivos, aquellos que en ocasiones ni siquiera se entrenan y no por ello pierden su importancia: despeje, interceptación, entrada, carga y tackle.
Ayer pudimos ver un gol en el que la calidad técnica de su ejecutor es indudable, un gol para mostrar en las escuelas y que los alumnos vean una demostración perfecta de lo que es un control orientado y un tiro a portería. Técnica en estado puro donde cualidades físicas como coordinación, equilibrio, potencia y velocidad, se ponen al servicio de una ejecución académica.
Zlatan Ibrahimovic ha dado muestras constantes de sus cualidades técnicas, el segundo gol que hizo ayer frente al CSKA Moscú sólo puede ser el resultado de un excelente entrenamiento técnico desde la base y de unas ya maduras cualidades innatas.

La secuencia de la acción de ayer es sencilla en su planteamiento y perfecta en su ejecución. Control orientado con el interior del pie derecho (le sirve para irse de dos contrarios) + 2 toques en conducción, el primero con exterior y el segundo con interior de pie derecho + golpeo a puerta con empeine de pie derecho. Hacerlo en un entrenamiento está al alcance de muchos, en la competición es terreno vedado para casi todos.
Estamos en la época en la que cualquier jugador que domine un par de principios técnicos es encumbrado y adjetivado como “el nuevo…” el sueco del Inter es algo más puesto que domina todas y cada una de las bases técnicas del fútbol.


Control: Excelente en este aspecto del juego, lo domina en todas sus variantes incluso en la más difícil, le hemos visto hacer controles con la cabeza en más de una ocasión.
Habilidad y destreza: Tanto en su aspecto estático como dinámico el futbolista de Malmoe domina a la perfección este principio.
Conducción: Quizá el aspecto en el que tiene un mayor margen de mejora. A pesar de ello su capacidad de conducción no es desdeñable y aprovechando su potencia en carrera puede hacer mucho daño a sus rivales. Gran capacidad para la cobertura de balón.
Golpeo con el pie: Magnífico, potencia y precisión, golpea con todas las superficies del pie.
Golpeo de cabeza: Su altura le ayuda y es un buen cabeceador sin ser un especialista.
Regate: El ser un futbolista con un buen trabajo de coordinación y equilibrio hace que domine a la perfección el complejo arte del regate a pesar de que su altura podría ser un problema. Se presume un excelente trabajo de base cuando era infantil, cadete…
Finta: Domina el engaño y lo usa con asiduidad.
Tiro: No es un goleador de primer nivel, quizá es uno de sus puntos débiles, pero su tiro a puerta es bueno aprovechando su dominio del golpeo de balón.
Pase: Principio técnico colectivo que domina a la perfección, la búsqueda en demasía del pase de riesgo empeora sus estadísticas en este apartado.
Y en este breve análisis no debemos olvidar que es un futbolista con conocimientos técnicos defensivos, en varias ocasiones le hemos visto mostrar sus condiciones para cargar, entrar e incluso atreverse con el tackle. Es cierto que los resultados a veces han sido amonestaciones más por su excesivo ardor que por la falta de dominio de las acciones técnicas.

La acción de ayer no es una gota en el desierto, es otra muestra de clase futbolística de un jugador intermitente, que pone su talento al servicio del grupo en menos ocasiones de las necesarias y que no ocupa un lugar en el olimpo futbolístico por esa elegante dejadez con la que se mueve habitualmente en un campo de fútbol.